Así eliges la cama adecuada para tu perro

27.06.2018

Todos los perros necesitan en la casa o piso de su dueño un lugar fijo de descanso. ¡SU sitio!

¿Por qué es tan importante?

Es el lugar al que,

  • puede retirarse cuando quiere estar tranquilo
  • puede ser enviado por su amo, cuando no se quiere que esté entre los pies de uno, por ejemplo mientras se aspira el suelo
  • y sobre todo, es el lugar donde duerme

Un perro necesita dormir mucho más que los humanos. Un perro adulto sano duerme una media de 17 horas al día. Los perros más mayores o enfermos y los cachorros pueden dormir incluso más de 20 horas. Por supuesto puedes poner una manta y/o un colchón desechado en el suelo y esperar que tu perro lo adopte como su sitio.

Tu perro, por otro lado, probablemente prefiera tu sofá, se suba y acomode sobre él. Hay dueños de perros que permiten a su perro subirse al sofá y que su amigo peludo se tumbe sobre él, por lo que el problema del sitio estaría resuelto. Pero también, todos los propietarios de perros que por motivos comprensibles no deseen que esto ocurra, deben pensar por qué el sofá es tan atractivo para su mascota. Para ello hay varias razones:

  • el sofá está tapizado y es cómodo
  • la mayoría de los sofás tienen apoyos laterales sobre los que tu perro puede recostar la cabeza
  • en el asiento del sofá tu perro se acuesta a más altura que en el suelo y por lo tanto tiene mejor vista de su entorno
  • el respaldo del sofá le proporciona protección – nadie se le podrá acercar por detrás sin que lo note 

Para que puedas ofrecer a su mascota el lugar óptimo, necesitas un lugar cómodo en el que tu perro se sienta protegido y seguro. Esto puede ser una cesta para perro o una cama para perro.

Ventajas e inconvenientes de cestas y camas para perros

Las cestas para perros están hechas de plástico o de materiales naturales como el mimbre. Las cestas de plástico tienen la ventaja de ser fáciles de limpiar. La mayor desventaja, sin embargo, es que no se ven muy atractivas. Una cesta de mimbre por lo general se ve más atractiva, pero la limpieza de estos modelos no es fácil.

Por más que queramos a nuestros amigos peludos, no podemos pasar por alto el hecho de que traen a casa mucha suciedad desde la calle. Además, está el cambio de pelaje...Dos veces al año nuestras mascotas pierden mucho pelo y subpelo. Especialmente el pelo se queda atrapado en los espacios de las cestas trenzadas y sólo se pueden eliminar con mucha dificultad. El siguiente problema de higiene son las pulgas o garrapatas, de las que lamentablemente no podrás proteger a tu cuatro patas con 100% de seguridad. Cualquiera que se haya enfrentado alguna vez al problema de las pulgas sabe que uno no sólo debe deshacerse de los molestos bichos del perro en sí, sino también liberar su sitio de las mismos.

Las mantas y fundas que se pueden lavar son muy útiles en estos casos. Este es el caso de la mayoría de las camas para perros. Si tienen fundas desmontables, son fáciles de lavar. En una cama de perro tu mascota tiene un lugar cómodo para dormir y para relajarse. El amo o la ama, por otro lado, seguramente encontrarán un modelo que cumpla con los requisitos estéticos.

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de elegir una cama para perro adecuada?

El criterio más importante es el tamaño

Debes recordar que tu perro no sólo duerme enrollado, sino que también le gusta acostarse estirado de lado o de espaldas. Por eso es recomendable usar una cinta métrica antes de comprar y medir a su perro para saber exactamente cuánto espacio necesita.

Segundo criterio: fácil limpieza

Si tu perro se queda en la cama durante muchas horas al día y por la noche, entonces debes limpiarla regularmente. Muy prácticas son las fundas extraíbles, que se pueden colocar fácilmente en la lavadora. Las fundas deben lavarse siempre por separado, para que los pelos del perro no caigan sobre otra ropa al lavarlas. Consejo: ¡Nunca utilices suavizantes de ropa o detergentes con olor fuerte, a la mayoría de los perros no les gustará ese olor!

Borde elevado y fácil acceso

A muchos perros les gusta reposar la cabeza un poco más alta. Si tu peludo es uno de ellos, deberías elegir una cama para perro con un borde elevado. Y para que tu mascota pueda entrar cómodamente en su oasis de bienestar, la cama de perro debe tener una entrada de poca altura.

Caso especial perro mayor

Muchos perros mayores tienen problemas articulares o tensión muscular. Los perros con tales molestias no son diferentes de nosotros los humanos, y agradecen un lugar confortable para acostarse. Algunos perros mayores sufren rozaduras en los codos por estar muchas horas tumbados. El primer signo es la caída del cabello en estas zonas. Una vez que la capa protectora ha desaparecido, se pueden formar callosidades en estas áreas. Con un subsuelo acolchado no se puede evitar la formación de rozaduras, pero en cualquier caso se pueden retrasar. Si tu mascota ya los sufre, definitivamente se sentirá más cómodo en una superficie suave.

Caso especial cachorro

Cuando un cachorro entra en la casa todos los habitantes pueden esperar días muy alegres, emocionantes y también turbulentos. La primera experiencia que tendrás como dueño de un cachorrito es que tu pequeño roerá cualquier cosa que pueda conseguir fácilmente. Y desafortunadamente, esto usualmente incluye su propia cama para perros. Así que ten cuidado y enséñale rápidamente al pequeño, que la cama para perro NO debe ser roída y que el relleno de la cama para perro NO debe ser esparcido por toda la habitación - ¡no importa lo divertido que sea! Como alternativa atractiva puedes ofrecer al cachorro juguetes para morder o huesos masticables hechos de cuero de vacuno.

¿Cuál es el mejor lugar para la cama del perro?

Tal vez tú y tu perro tengáis ideas diferentes. No todos los lugares que encuentras atractivos para la cama del perro son también atractivos para él o ella. Si conoces bien a tu mascota, entonces también sabrás cuál es su lugar favorito y puedes instalar la nueva cama allí. Por supuesto, la cama del perro no debe estar en medio. Si tienes que pasar constantemente por encima del animal para entrar o salir de la habitación, tu mascota buscará rápidamente un lugar más tranquilo.

En general, los perros prefieren estar con la manada, es decir, cerca de sus amos. Por lo tanto, la cama del perro debe también estar en el cuarto donde tú estés la mayoría del tiempo. Recomendamos un lugar tranquilo donde tu mascota sea molestado lo menos posible. Pero eso también depende del carácter del perro respectivo. Hay perros que siempre quieren estar muy cerca de su gente y no son felices cuando son "desterrados" a un rincón remoto.

Si a tu perro se le permite entrar en el dormitorio por la noche, la solución óptima sería comprarle dos camas para perro. Una para el salón y otra para el dormitorio. A casi todos los perros les gusta vigilar la puerta para que puedan reaccionar inmediatamente si alguien entra. Debes tenerlo en cuenta al colocar la cama del perro. Y si volvemos a considerar las ventajas de un sofá desde el punto de vista de un perro, la cama del perro no debe estar colocada en el centro del salón, incluso si parece más decorativa allí.

Para tu mascota será más agradable si la cama dispone de un "respaldo" y por lo tanto para él o ella será más cómodo, si su cama está en una esquina o colocada con el largo de la misma apoyada en una pared. Especialmente para los perros más mayores debes cerciorarte de que la cama no esté en un lugar con corriente de aire.

Resumiendo

Una cama para perro es una compra que vale mucho la pena para tu mascota - y para ti. Tu perro aceptará gustosamente un oasis de bienestar y a cambio se abstendrá de tomar posesión de tu sofá. Si te decides por una cama para mascota con fundas extraíbles, estás en el lado seguro cuando se trata de higiene y sin complicaciones innecesarias. ¡Seguramente llegaréis a un acuerdo sobre el lugar óptimo para la cama muy rápidamente!

Introducir comentario