Arnés o collar para perro ¿Qué es mejor para mi mascota? – ¿y para mí?

10.10.2018

Todos los dueños de perros nos planteamos esta difícil pregunta. Sea un recién estrenado o un veterano en el cuidado de mascotas, cuando un perro nuevo entra en casa y con su energía degrada a su predecesor a flojo y que nunca ha usado un arnés. En esta guía encontrarás las ventajas y desventajas de los collares y arneses para perros, así como muchos consejos útiles sobre este tema, que en la comunidad de dueños de perros es discutido de manera controversial.

Cuando fui a una escuela de adiestramiento de perros con mi Golden Retriever hace unos 20 años, ningún perro llevaba arnés. Cuando un perro que corre libremente no responde a la orden de "aquí" entonces puedes adiestrarle de la siguiente manera:

Vas hacia el perro, lo atas con la correa corta y vuelves al lugar desde donde lo llamaste la primera vez tirando de la correa con movimiento algo brusco y repitiendo la orden hasta llegar al punto de origen.

¿Piensas que es un horror? Yo también lo pienso ahora. 

Pero hace 20 años, muchos perros salían de paseo con collares de púas. Y los dueños de perros que ponían el collar con las púas hacia fuera ya eran considerados grandes amantes de los perros. Pero muchos perros tuvieron que soportar las púas en sus cuellos cuando tiraban de la correa y fueron reprendidos por sus dueños con fines educativos tirando de ellos. 

Según la wikipedia, el uso de collares con púas no está prohibido, pero en casos individuales "sobre la base del articulo § 3 Nº. 5 de la Ley de Protección de los animales, puede ser prohibido por las autoridades de aplicación de la ley y castigado con una multa de hasta 25.000 €. Además, el uso de collares de púas o de asfixia de cualquier tipo, está prohibido en numerosos reglamentos de pruebas para deportes caninos. Muchos clubes también prohíben expresamente el uso de los mismos en sus instalaciones.“

Afortunadamente, los collares de púas ya no son vistos en público hoy en día, pero cada vez más perros usan arneses, por lo que vale la pena echar un vistazo a las ventajas y desventajas de los diferentes modelos de arneses para perros. Antes que nada: Cuando un perro tira de la correa es un problema de adiestramiento y ¡no se puede resolver usando un arnés. 

Primero una visión general de los diferentes modelos de arneses. 

¿Qué tipos de arnés para perro existen?

Arnés noruego 

El arnés noruego tiene una correa al rededor del pecho. Ésta se conecta con otra en el tronco y que se cierra detrás de las patas delanteras del perro. Muchos modelos de arnés noruego también disponen de un asa en la espalda, por el cual se poder agarrar al animal. 

Ventajas:

  • La ventaja más destacada del arnés noruego es que es fácil de poner y quitar. Sólo tienes que pasarlo por encima de la cabeza y luego se cierra a la altura del pecho. ¡Listo! 
  • Muchos perros aceptan el arnés noruego mejor que otros modelos porque no tiene ninguna correa entra las patas delanteras. 

Desventajas:

  • La correa atravesada es para algunos perros incomoda. 
  • No es muy difícil librarse del arnés. Por lo tanto, no se recomienda utilizarlo en perros muy inquietos o nerviosos. 

Arnés para perro tipo silla de montar

Este arnés tiene el mismo diseño que el arnés noruego y se diferencia en la parte trasera que es más ancha por lo que parece una montura. De ahí su nombre. 

Ventajas:

Este arnés tiene las mismas ventajas que el arnés noruego. 

Desventajas:

Este arnés debe quedar muy bien ajustado para que no le moleste al perro entrelos omóplatos. Para el perro es muy desagradable si el arnés le presiona y puede producir una piel mate y heridas dolorosas. 

Arnés guía en forma de H

Como su nombre indica, este arnés para perro dibuja la letra "H". El arnés tiene en la parte trasera una cinta con dos asas. El asa delantera se coloca alrededor del cuello, el asa trasera alrededor del pecho. Ambas están conectadas por un cinturón.

Ventajas:

Gran libertad de movimiento para el perro

Desventajas:

Para los primerizos es un poco difícil de colocar y ajustarlo correctamente. Pero es importante que se haga bien, ya que el asa del cuello no debe presionar la tráquea bajo ninguna circunstancia.

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de elegir un arnés para perro?

Antes de ver los diferentes modelos, debes pensar en el material del que quieres que sea el arnés para tu perro.

Material

El nylon o el cuero son los comúnmente más usados. El cuero tiene la ventaja de que suele parecer más elegante, pero esto también se refleja en el precio. Y el cuero necesita cuidados especiales para durar. Si tu mascota a menudo se mete en el agua con el arnés, el cuero no es una buena opción. El nylon es más fácil de cuidar y generalmente más económico.

Ajuste de gran precisión

Un arnés debe ajustarse correctamente, de lo contrario tu amigo de cuatro patas sufrirá daños si se usa con regularidad. Por lo tanto, los arneses con tantas opciones de ajuste como sea posible son una buena elección.

Para saber cuál es la talla adecuada para tu perro, normalmente se necesitan dos medidas: la circunferencia del pecho -medida justo detrás de las patas delanteras- y la circunferencia del cuello. Si las medidas de tu perro están entre dos tallas, por lo general es mejor elegir el modelo más grande y hacer los ajustes exactos a las correas individuales.

Elaboración

Como con tantas cosas, usualmente no merece la pena elegir la oferta más barata de la tienda de descuento, cuando se compra un arnés para perro, porque estos a menudo no duran mucho tiempo. Además de una elaboración sólida debes prestar especial atención a que todas las correas del arnés para perro sean anchas y acolchadas. Y... ¡muy importante! - ajustable en longitud. Este es el caso en los dos arneses de Happilax.

Collar versus arnés

Como se ha mencionado anteriormente, tirar de la correa es un problema educativo que no se resuelve con el uso de un collar o arnés. Y para el collar y el arnéspara perro: ambos deben ajustarse bien, si no pueden dañar a tu perro.

Además de las preferencias personales, también hay razones de hecho por las que un perro debe usar un collar o arnés. Con un collar, la libertad de movimiento del perro está significativamente menos restringida que con un arnés.

El principal argumento en contra de los collares es que un fuerte tirón de la correa puede dañar o incluso lesionar la laringe, pero eso es sólo parcialmente cierto. La laringe del perro es donde la cabeza se funde con el cuello. Esto significa que un collar está normalmente debajo de la laringe cuando se coloca correctamente. Por lo general, la laringe sólo puede lesionarse si la correa se tira verticalmente hacia arriba con mucha fuerza o si se tira violentamente de la correa mientras el perro mantiene la cabeza hacia abajo.

Los músculos del cuello de los perros suelen ser mucho más fuertes que los de los humanos, por lo que muchas razas de perros pueden tolerar tirones de una correa mejor que nosotros. Las excepciones son los perros pequeños como Malteses o Chihuahuas. Para estos perros, los arneses suelen ser la mejor opción.

También debes elegir un arnés para tu perro si:

  • viene de una protectora animal y tiene que acostumbrarse a los humanos
  • tu perro tiene mucho miedo o es muy agresivo

Por lo general se puede retener un perro con seguridad llevándolo con un arnés. Además, muchos perros son capaces de salirse del collar con facilidad.  

También se recomienda un arnés para perros muy nerviosos y jóvenes, que están tan llenos de energía y a los que primero tienes que enseñar que no puedes saltar de un lado a otro con la correa, y que tampoco es apropiado salir corriendo tirando de la correa cuando haya descubierto algo interesante.

Conclusión

Arnés o collar, ésta es una decisión que cada dueño de perro debe hacer de acuerdo a su propio gusto. En general se puede decir que un arnés para perro es una compra muy sensata si tu mascota pertenece a una raza muy pequeña. O si tienes un perro miedoso y poco acostumbrado al ser humano porque lo hayas recogido de una protectora animal. 

A la hora de comprar un arnés siempre hay que prestar atención a una buena elaboración. Las diferentes correas deben ser ajustables para que puedas adaptar el arnés de forma óptima a tu perro. Y todas las áreas críticas donde el arnés podría provocar rozaduras deben estar bien acolchadas.

CONSEJO:Un arnés para perro también es muy útil si el perro no se lleva en un trasportín en el coche, sino que se sujeta con un cinturón de seguridad especial para perros. En Happilax encontrarás un cinturón adecuado para que tu perro viaje seguro.

Introducir comentario