Viajar juntos - Consejos de viaje para tus vacaciones con tu perro

08.10.2018

Es hora de pensar en tus vacaciones de verano, ¿no crees? Y qué mejor que ir de vacaciones con toda la familia y el perro. Pero, ¿a qué hay que prestar atención si tu perro va a viajar contigo? En el siguiente artículo te diremos cómo puedes viajar con tu perro relajadamente. 

Muchos países de destino para tus vacaciones pueden ser visitados con tu perro, porque encontrarás hoteles, pensiones y casas vacacionales que admiten mascotas en casi todas partes. Pero un ambiente amigable para los perros también es importante, si deseas disfrutar del tiempo juntos de una manera relajada. Por lo tanto, vale la pena si te ocupas de todo desde el principio y organizas las cosas más importantes.

Cuando elijas tus vacaciones es importante que tengas en cuenta cómo transportar a tu perro al destino. Como a nosotros, los dueños de perros, nos gusta llevar todos los enseres de nuestro perro para estar preparados para todas las eventualidades, se recomienda elegir un país de vacaciones al que sea relativamente fácil de llegar en coche, si es posible. El tren o el avión son muy estresantes para muchos perros, especialmente si no están acostumbrados.

Requisitos de entrada al país de vacaciones

Antes de comenzar con la planificación concreta de tu viaje, debes informarte sobre las normas de entrada para tu cuadrúpedo. ¿Qué vacunas y tratamientos contra parásitos como gusanos o pulgas, son necesarios y durante cuánto tiempo son válidos? Para viajar dentro de la UE necesitarás un pasaporte de la UE para animales de compañía, como prueba de que todas las vacunas están completadas y son válidas. Lo mejor es que te ocupes de esto inmediatamente y que hables con tu veterinario sobre cuándo debes vacunarle. También puede expedirte el pasaporte de la UE para animales de compañía. 

Igualmente es importante que inscribas a tu perro en el registro de mascotas (por ejemplo Tasso.e.V). Esto se hace mejor usando el microchip que tu perro también debe tener. Registrarse en TASSO es gratuito y la asociación, sin ánimo de lucro, puede ayudarte con su enorme red para encontrar a tu perro en caso de que se pierda en el país de vacaciones o durante el camino. Aunque tu perro sea muy obediente y se mantenga siempre cerca de ti, es aconsejable que lo registres. Nunca se sabe lo que puede pasar y, en un entorno desconocido, es probable que tu perro no pueda encontrar el camino de vuelta tan fácilmente como en casa. 

El viaje en una caja de transporte 

La forma más segura de viajar para tu perro es en un transportin sea en coche, tren o avión. Le da a tu perro un retiro tranquilo en el que lo ideal es que simplemente duerma durante el viaje. Y para asegurarte esto, debes conseguir que el transportin sea una experiencia positiva para tu perro. Con un poco de tiempo y algunas cosas especialmente buenas, es fácil entrenar.  

Esta es la mejor manera de acostumbrar a tu mascota a la caja de transporte:

  • Antes de empezar a entrenar, debes ejercitar a tu perro un poco físicamente. Debe estar cansado y satisfecho antes de comenzar el entrenamiento y no lleno de energía. Llévatelo a dar un paseo o a jugar juntos durante media hora.
  • Si tu perro ya sabe que lo envías a su cesta o cama con una orden, tienes buenas cartas. Toma algunas golosinas (las más codiciadas), siéntate al lado del transportín y mete una golosina. Manda a tu perro con una orden de tu elección a por la golosina y elógialo cuando entre en la caja, aunque sólo sea con una pata o la punta del ozico.
  • Repite el juego unas cuantas veces y tu perro probablemente pronto estará esperando cerca o incluso dentro del transportin para recibir el siguiente premio.
  • La puerta permanece abierta durante los primeros ejercicios para que el perro pueda entrar y salir libremente. Sólo cuando él se sienta visiblemente cómodo en el transportin puedes cerrarlo por períodos cortos de tiempo, poco a poco.
  • Tómate un tiempo antes de tus vacaciones y entrena con tu perro para que se sienta seguro en el transportín. También puedes llevarlo contigo en traslados cortos en coche para que se acostumbre a esta sensación.
  • También es importante que tú personalmente tengas una buena sensación acerca del transportín. Si lamentas internamente que tu perro tenga que entrar allí y tienes la sensación de que lo estás encerrando, transfieres esta negatividad inconsciente a tu perro. Piensa acerca del transportín como una cueva segura en la que tu perro se puede relajar y descansar.

Cuando prepares el coche para el viaje, asegúrate de que el transportin esté bien sujeto y no pueda caerse o deslizarse. Las correas, los comederos y los juguetes en el transportin pueden ser peligrosos mientras se conduce. Por lo tanto, recomendamos parar más a menudo durante el viaje y darle un paseo corto al animal y ofrecerle agua de beber.

Si no puedes o no quieres meter a tu perro en una caja de transporte, debes asegurarle en el coche en todos los viajes. Esto se hace mejor con un arnés de perro y un cinturón de seguridad para el perro especial para el coche.

Viajar con el perro en coche 

Deberías tomarte en serio la seguridad en el coche. Incluso los perros pequeños pueden convertirse rápidamente en balas peligrosas en un accidente, lo que puede lesionar no sólo a ellos mismos sino también a otros pasajeros. Por lo tanto, siempre debes asegurar a tu perro mientras conduces, ya sea en un transportín o abrochado con un arnés y cinturón para perro.

Tu perro no debe tener el estómago lleno antes del viaje y no debe recibir más que unas cuantas golosinas durante el viaje. Los perros son fácilmente susceptibles al mareo y esto puede ser muy desagradable para todos los involucrados. Es mejor tomar un pequeño descanso de vez en cuando, dar un pequeño paseo y un pequeño snack antes de continuar.

Hay que proporcionarle agua al perro con la mayor frecuencia posible. Lo mejor es tener a mano un bebedero portátil y una botella de agua. No dejar al animal solo en el coche durante las pausas, especialmente cuando hace calor y no hay sombra en la zona de descanso. De lo contrario, existe el peligro de deshidratación y sobrecalentamiento. 

Pernoctar con la mascota

Cuando planifiques tu viaje, busca explícitamente hoteles, hostales o casas de vacaciones donde se permitan perros. A veces cuesta unos pocos euros más, pero muchos incluso tienen ofertas especiales para los dueños de perros. ¿Qué hay del área circundante? ¿Hay algunos rincones bonitos para el paseo diario o incluso se ofrecen otras actividades? 

Es mejor llevar la cama para perro habitual o una manta que le guste especialmente a tu perro. De esta manera puedes hacer que se sienta cómodo en el hogar de vacaciones. Su juguete favorito puede ayudar a que tu perro se sienta como en casa. Pero también la forma en que preparas a tu perro para la casa de vacaciones juega un papel importante.

Antes de entrar en la habitación de hotel o en la casa de vacaciones, es recomendable dar un gran paseo y explorar los nuevos alrededores. Así podrás orientarte mejor y relajar el cuerpo después del largo viaje. Dale tiempo a tu mascota para olfatear y familiarizarse con el nuevo entorno. 

Cuando entres a la habitación, ponle la cama y los comederos, dale un poco de agua y quizas también un poco de su comida. Después mandalo a su cama mientras empiezas a deshacer las maletas. Esto le dará una sensación de orden y de seguridad. Cuando termines, interactua con él, por ejemplo con mimos o un pequeño juego.

¿Qué más es importante?

Siempre es mejor estar preparado para emergencias, por lo que debes compilar una lista de las direcciones más importantes en tu destino de vacaciones. Las clínicas veterinarias y las tiendas para animales de compañia que venden utensilios o alimentos olvidados deben estar al alcance de la mano. 

En caso de que tu perro reciba comida especial, debes traer suficiente comida para todo el periodo de vacaciones. Igualmente es recomendable encontrar un carnicero de antemano, donde se pueda comprar carne fresca. No te olvides de su medicación y también es buena idea llevar siempre un botiquín de primeros auxilios con el cual puedas tratar lesiones menores.

Sin duda, si preparáis bien vuestras vacaciones juntos, será un gran momento para todos. Esperamos haberte ayudado un poco con nuestros consejos y te deseamos a ti y a tu perro unas maravillosas vacaciones.

Introducir comentario