Un perro se instala en casa – así te preparas óptimamente

04.10.2018

¡Enhorabuena! Un perro se muda a tu casa y has decidido dejar entrar a un ser muy especial en tu vida. Para que tu cuadrúpedo tenga un comienzo perfecto en su nuevo hogar, aquí te diremos lo que necesitas tener en cuenta y lo que realmente necesitas para tu perro.

Es un momento emocionante y perfecto para preparar la llegada del animal. Nuestra pequeña guía básica de hoy te dará el programa perfecto para los días antes y después de que tu perro se mude.

¿Qué perro es adecuado para mi?

Primero hay que preguntarse, ¿qué clase de perro quiero que sea? 

¿Quieres traer un cachorro a la casa o adoptar un perro de un refugio o protectora? ¿Cómo debe ser el carácter del perro para que encaje bien en tu vida y puedas divertirte mucho con él? ¿Qué características específicas de la raza son importantes para ti y cómo puedes satisfacer las necesidades resultantes de tu perro en la vida diaria? 

Antes de que tu perro se mude contigo, deberías pensar en quién puede cuidarlo y pasearlo durante las horas de trabajo o en vacaciones. También tiene sentido tomar las primeras 2 o 3 semanas de vacaciones. Entonces tendrás mucho tiempo para tu perro al principio, podrás fortalecer tu relación con el nuevo miembro de la familia y entrenar con él. Tu perro lo necesita, porque tiene que conocerte primero, igual que tú tienes que acostumbrarte a las expresiones y peculiaridades de tu nuevo compañero de piso. 

Una vez que lo decidas, puedes empezar a buscar el cuadrúpedo adecuado. En los refugios a menudo se encuentran adorables perros mayores que buscan urgentemente un nuevo hogar. La ventaja aquí es que muchos ya tienen una cierta educación básica y pueden integrarse más rápidamente en tu vida diaria. Si es un cachorro del criador, tienes todo el trabajo de adiestramiento por delante. 

En general, siempre es bueno visitar al perro que quieres convertir en tuyo varias veces unos días antes. No sólo puedes conocerlo un poco mejor, sino que también puede acostumbrarse a ti. Además, así el cambio será más fácil para tu futuro perro. Una vez que te hayas decidido, puedes continuar con los preparativos en casa. 

Así estarás óptimamente preparado para la llegada de tu perro

Como ya se ha mencionado, siempre es una buena idea visitar al futuro perro unas cuantas veces antes de traerlo a casa. También puedes dejar una camiseta desgastada en la cama del perro. De está manera él puede acostumbrarse a tu olor y familiarizarse contigo más rápido. 

Mientras tanto, es importante que conviertas tu casa a prueba de perros y cachorros. Mira a tu alrededor y retira las cosas que puedan ser peligrosas para el perro. Esto incluye plantas de jardín y de interior, así como objetos de fácil acceso que podrían ser tragados. Especialmente cuando te traes un cachorro, deberías prestar especial atención a esto. Los cachorros exploran el mundo, al igual que los niños pequeños, principalmente con el hocico. 

Tómate de 2 a 3 semanas libres para que puedas concentrarte completamente en tu perro. Seguramente todos tus amigos querrán ver el nuevo miembro de la familia, pero planea las visitas sólo hasta un punto limitado. En primer lugar, es importante que tú y tu perro establezcáis una relación de confianza y que el perro no se sienta abrumado. Amigos, conocidos y familiares tendrán tiempo suficiente para divertirse contigo y tu perro. 

Por supuesto, tu perro también necesita algunas cosas que deberías tener a tiempo. Esto aumenta a veces la emoción anticipada cuando la cama del perro y similares están listos. Aquí está el equipamiento básicoque necesitas para tu perro.

En lo que respecta a la comida, deberías averiguar qué está comiendo el perro actualmente y comprar unos cuantos días del mismo pienso. Luego, después de unos días, puedes empezar a cambiar la alimentación a una de tu elección. Pero no empieces demasiado pronto y dale a tu perro unos días para que se acostumbre. De lo contrario, su estómago puede no tolerarlo. Incluso el cambio de casa ya es excitante para el perro. 

Además, no te olvides del papeleo y lo mejor de todo, prepáralo con anticipación. Debes contratar un seguro de responsabilidad civilpara tu perro y registrarle para el impuesto caninoen tu ciudad. También es aconsejable obtener recomendaciones y direcciones de veterinarios, clínicas veterinarias y tiendas especializadas.

Así es cómo traes a tu nuevo perro a casa

Cuando todo está preparado, finalmente llega el gran día en que traes a tu nuevo miembro de la familia a casa. Si lo recoges en coche, no lo entres directamente en casa, sino dale una vuelta corta después de bajar del coche. De esta manera tu perro puede estirar las piernas, relajarse y explorar un poco su nuevo entorno. Además, así también le das la sensación de que va a alguna parte, similar a la de si la manada se estuviera mudando a una nueva cueva. 

En la casa en sí, no debes dejar que tu perro corra por todas partes, especialmente si es un cachorro. En perros adultos puede ser importante restringir un poco el área en la que el perro puede moverse. También es posible que no quieras que entre en ciertas habitaciones, por ejemplo, dormitorios, baños. Entonces deberías dejárselo claro desde el principio. Los cachorros pueden reaccionar algo desconcertado cuando reciben demasiada información nueva de golpe. Deja que procese la nueva información en un espacio reducido.

Cuando entréis en la casa, muéstrale el bebedero y comedero y llena ambos. Ahora puedes poner la camiseta que dejaste con él en su nueva cama para perro. Así inmediatamente tiene un olor familiar y sabe que está es su lugar. A partir de ahora tenéis todo el tiempo del mundo para conoceros y establecer las reglas en tu hogar. 

Puedes comenzar con algunos ejercicios pequeños el primer día, pero no exageres al principio. Si tu perro parece cansado o desmotivado, déjalo solo para procesar toda la nueva información.

¡Esperamos que este artículo te haya preparado óptimamente para la llegada de tu perro y que podáis disfrutar de las primeras semanas juntos!

Introducir comentario